Diverticulosis y Diverticulitis

Diverticulosis y Diverticulitis

¿Has desarrollado divertículos del colon y no sabes por qué?

A continuación, te explicaremos. Se presentan como pequeñas hernias en forma de saco y se desarrollan en la pared interna del intestino grueso. La enfermedad diverticular generalmente es adquirida, o algunos casos puede ser congénita.

Es un proceso muy frecuente, aumenta con la edad y afecta prácticamente por igual a ambos sexos. Se trata de pequeñas bolsas o sacos del revestimiento interno de los intestinos (diverticulitis), estos sobresalen de sus límites normales y se desplazan hacia delante, de forma patológica generalmente resultan inflamados o infectados.

Las personas con diverticulosis con frecuencia no tienen ningún síntoma, pero pueden presentar distensión y cólicos en la parte baja del abdomen. En muy pocas ocasiones, se puede notar sangre en las heces o en el papel higiénico.

diverticulitisLos divertículos del colon se desarrollan por la presencia y acumulación de un volumen pequeño de heces en el intestino grueso, esto ocasiona una mayor presión en ciertos fragmentos del intestino generando la formación de pequeñas hernias o dilataciones en forma de saco de las paredes del colon.

Una vez establecidos los divertículos, las heces o partículas de alimento no digerido pueden quedar atrapadas en ellos, bloqueando el tránsito intestinal. Las bacterias que allí se desarrollan, crecen e infectan a estas hernias, dando lugar a la infección e inflamación médicamente llamada diverticulitis. Este proceso puede conducir finalmente a la inflamación de toda la pared del intestino y la posterior perforación de la cavidad abdominal consiguiendo originar una peritonitis, infección grave del abdomen.

¿Por qué se produce?

La aparición de divertículos en el colon es muy común en las personas que consumen una dieta pobre en fibra  y rica en proteína animal, hidratos de carbono refinados y azucares. Estas sustancias son las que más desorganizan la flora intestinal natural y constituyen una de las principales causas de cansancio y fatiga del organismo.

¿Cómo se manifiesta?

La mayoría de las personas que presentan divertículos no complicados (diverticulosis) permanecen asintomáticos o presentan síntomas tan leves (alternancia en las deposiciones, es decir, algunos días presentan diarrea y otros estreñimiento, dolor en la parte inferior e izquierda de la barriga que calma con la deposición o el ventoseo; sensación de hinchazón del abdomen o emisión de moco con la deposición) que nunca acuden al médico. Estos síntomas son, por otra parte, muy similares a los del síndrome del intestino irritable.

Diferencia de la enfermedad diverticular del colon (diverticulosis y diverticulitis)

Diverticulosis

Es la enfermedad diverticular básica no complicada, el médico puede diagnosticar esta patología realizando una historia clínica y un examen físico, la mejor manera de diagnosticarlo es mediante una radiografía o colonoscopia, un tubo con luz que permite examinar la luz del intestino grueso.

Diverticulitis

Es el agravamiento más frecuente de la enfermedad diverticular del colon. Aparece y lo padecen entre el 10% y el 25% de las personas que tienen divertículos. Generalmente se manifiesta por un dolor, a menudo un tanto abrupto, en la parte inferior e izquierda del abdomen (donde se ubica la porción de intestino grueso llamado colon sigmoideo, que es el que con mayor frecuencia se ve afectado por este proceso). El dolor puede extenderse a otras partes del abdomen e incluso a los genitales y, a menudo, va acompañado de náuseas, vómitos, pérdida de apetito y fiebre.

En caso de sospecha de diverticulitis, se realizará un análisis de sangre para examinar la cantidad de glóbulos blancos, que habitualmente será elevada como signos de infección, y otras pruebas de imagen como la radiografía del abdomen, la tomografía axial computarizada (TAC) y la ecografía.

¿Se puede prevenir la enfermedad diverticular del colon?

La respuesta es si. Consuma una dieta rica en fibra insoluble (frutas y vegetales, fundamentalmente) para evitar el estreñimiento y la aparición de la enfermedad diverticular del colon.

Aproximadamente uno de cada cinco pacientes con diverticulitis requerirá una intervención quirúrgica debido a las complicaciones de la enfermedad (escasa o nula respuesta  al tratamiento médico, deterioro del enfermo, sepsis o extensión de la infección a todo el organismo, perforación del intestino, formación de fístulas o abscesos u obstrucción intestinal).

Síntomas

Los síntomas de diverticulitis son más graves y con frecuencia empiezan repentinamente, pero pueden empeorar durante unos días. Ellos abarcan:

  • Sensibilidad, generalmente en el lado inferior izquierdo del abdomen.
  • Distensión o gases.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Falta de apetito.

Causas, incidencia y factores de riesgo.

alimentos_procesadosLas personas que comen principalmente alimentos procesados y comida rápida no obtienen la fibra suficiente en su dieta. Los alimentos procesados abarcan arroz blanco, pan blanco, la mayoría de los cereales para el desayuno, galletas y rosquillas.

Como resultado, es más probable que se presenten estreñimiento y heces duras, lo cual lleva a que la gente tenga que hacer esfuerzo con las deposiciones. Esto aumenta la presión en el colon y puede causar la formación de estas bolsas.

La diverticulosis es muy común; hoy se encuentra en más de la mitad de los adultos mayores de 60 años.

Fuente: www.limpiesucolon.com

Tagged: Diverticulitis, Diverticulosis

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

CERRAR

Información sobre uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies