Gripe: remedios caseros

Gripe: remedios caseros

Mientras la mejor cura para la gripe o resfriado es la prevención, siempre es bueno estar preparado con remedios caseros naturales en caso de llegar a enfermarnos.

La gripe trae consigo síntomas como dolor de cabeza, secreción nasal, flemas, estornudos, tos, escalofríos, dolor de garganta y pecho, entre algunos otros síntomas. Sin ninguna cura real, estos malestares pueden tardar mucho tiempo en desaparecer y hacernos sentir muy mal, pero siempre podemos minimizarlos con ingredientes naturales y algunas técnicas que tenemos a la mano en casa.

PRIMEROS PASOS PARA CURAR LA GRIPE

  • Estar atentos ante cualquier síntoma, por más que sea leve, porque de esa manera, será más sencillo hacerle frente a la enfermedad, sin permitirle que se propague o se vuelva más peligrosa. Ante cualquier reacción o señal del cuerpo como ser un escalofrío, un poco de dolor de garganta o un mareo, comenzar a contrarrestar los síntomas. Esto quiere decir no esperar a sentirse demasiado mal para tratar la gripe.
  • Mantener el cuerpo caliente, por más de que se sienta calor por la fiebre, porque esto ayuda a eliminar los virus que causan el resfrío. Los pies también deben estar bien abrigados, porque es por donde circula más cantidad de sangre. No dejar de usar medias o dejarlos cerca de la calefacción.
  • Consumir alimentos calientes, nunca algo frío o helado porque puede empeorar el cuadro. Además, es preciso mantenerse hidratado, con el doble de agua de lo que se bebe comúnmente, gripe_pañuelosde preferencia a temperatura ambiente. Hay que evitar que la pérdida de agua típica de la gripe traiga mayores problemas. Ten en cuenta que la fiebre es una defensa del organismo, que a través del calor, quiere matar los virus.
  • Usar pañuelos limpios cada vez, ya que de esta manera, los virus no vuelven a tener contacto con la nariz o la boca, tampoco los ojos. Además, no permite contagiar a otros. Un buen consejo es estar alejados de las personas que viven con nosotros y en lo posible, dormir separados. Las horas de sueño en caso de gripe deben ser más que de costumbre, para que el cuerpo se recupere.

REMEDIOS CASEROS

  • Inhalar vapor de eucalipto durante 10 minutos al menos dos veces al día, cubriendo la cabeza con una toalla frente a una cacerola hirviendo, siempre manteniendo una distancia prudencial para no quemarnos.
  • Beber sopa de pollo con cebolla y ajo, porque permite descongestionar las vías respiratorias.limon_jengibre_gripe
  • Beber té de sauco, porque atenúa los síntomas. Simplemente se necesita una cucharada de bayas de sauco por taza de agua hirviendo. Dejar descansar y consumir hasta tres veces al día.
  • El jengibre es uno de los más efectivos remedios para la gripe y los dolores musculares, también ayuda a aliviar el catarro. Rallar su raíz seca, añadir el zumo de medio limón y preparar un té común.
  • Preparar un zumo con 150 gramos de repollo y 150 gramos de naranja. Se licuan ambos y se beben al menos dos veces diarias.
  • Para la congestión nasal, se puede oler un ajo triturado envuelto en un pañuelo o gasa.
  • Jarabe de cebolla: en un recipiente de barro colocar una cebolla grande picada, dos vasos de vino blanco, dejar macerar 24 horas, colar, añadir miel y guardar en un frasco de vidrio. Tomar medio vasito en ayunas, a media mañana, a la tarde y antes de dormir. Tomar una semana.
  • Gárgaras para la garganta: si tu gripe viene acompañada de dolor de garganta, hacer gárgaras con una solución de sal, vinagre de manzana y salvia te ayudará. La sal, a través de esa fuerza mágica que llamamos la ósmosis, extraerá el exceso de líquido de los tejidos en la garganta que causa el hinchazón incómodo que provoca el dolor al tragar. El vinagre de sidra de manzana puede ayudar a matar el microbio, pero incluso si no lo hace, te aliviará el dolor. La salvia es una hierba maravillosa cuando se trata de los resfriados. Es astringente, lo que significa que también ayudará a sacar el exceso de líquido de los tejidos, y antibacteriana.
  • La echinácea también ayuda contra la gripe, puesto que sus numerosos constituyentes actúan mejorando las defensas inmunitarias, mientras que al contener polisacáridos, protegen las células de las agresiones víricas. Pero sus propiedades no terminan aquí, puesto que posee alcamidas con propiedades antifúngicas y te_mielantibacterianas, y elementos con efectos antiinflamatorios.
  • El té de miel o propóleo también es muy bueno, no sólo para el resfrío sino para el dolor de garganta. El própolis cuenta con una gran cantidad de flavonoides, que favorecen las defensas del organismo contra las múltiples agresiones múltiples, tales como víricas, bacterianas y fúngicas. Además resulta muy beneficioso contra las afecciones respiratorias.
  • Si la gripe te ha causado fiebre, el sauce posee propiedades similares a las de la aspirina, estando indicado para aliviar los síntomas de las gripes y resfriados.

Fuente: www.mejorconsalud.com; www.naturisima.org; www.natursan.net

 

Tagged: gripe, remedios caseros

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*